Crónica 6 del campo de trabajo: «Vamos cumpliendo objetivos»

  • 23/07/2020

Queridos compañeros de primero de Bachillerato que no habéis venido:
el campo de trabajo está siendo hasta el día de hoy mejor de lo cualquiera hubiéramos esperado.

Ya han pasado seis días desde que los más de 80 alumnos y profesores fueron recibidos de forma tan excepcional por los organizadores. Desde entonces muchas cosas han cambiado y otras siguen igual.

Sigue igual el nivel de la comida elaborada por nuestros cocineros Guillermo Canosa, Pepe Stein y Rodrigo Sangrador, los cuales, después de unos magistrales cachopos para cenar, envidiados en cualquier restaurante asturiano de primera clase, merecen recibir más de una estrella Michelin. El propio director del Colegio, en su visita a la Rusiahonda, ha podido disfrutar de la excelente cocina que gastamos en estos pagos.

Después de la cena, don Jaime pudo hablar un rato con todos. Nos recordó que ya somos los alumnos mayores de Retamar, con todo lo que ese título lleva consigo.

Sin embargo, estamos pudiendo apreciar muchos cambios en la actitud de los trabajadores. Cambios de madurez. Basta con mencionar la admirable decisión de Pablo Mallaina y Juan Marin de dormir más de descansar al máximo para descubrir que esta es una experiencia que llevaremos siempre con nosotros. Se agradece.

Sorprende también, en este caso de forma negativa, la puesta de escena del coro oficial de Majadahonda. Una mala organización por parte de los cantantes ha resultado en un auténtico motín. En el momento en el que Andrés Hernando decide hacer la segunda voz en solitario y cortar a mitad, ha resultado imposible evitar una lluvia de papeles y atriles, acompañados por las desafinadas notas de Alvaro Herrero Tejedor, el cual, con el fin de redimirse, ha tocado valiente la guitarra durante la tertulia con el director del Colegio. Muy bien intentando.

Para finalizar un día redondo, un día que Adrián Doval nunca olvidará, por haber logrado taponar varios tiros de Andrés “Big Shaq” Hernando e Ignacio “Black mamba” de Orue y declararse jugador revelación del campo de trabajo, debemos resaltar la más que apasionante partida de mus entre Luis Rioja/ Borja Nocito y Herrero/ Gonzalo Zurita. Como si de la mejor película de James Bond se tratara, y bajo la atenta mirada de decenas de alumnos, se respiraba un aire de tensión y frialdad en la sala cuando han comenzado a caer embites y órdagos del cielo. En ese momento Zurita ha tenido que sacar todo su arsenal, dejando claro En más de una ocasión que el mayor logro de su vida ha sido remontar un 6 a 36, y asustar a sus contrincantes con inesperadas referencias despectivas hacia la capacidad intelectual de su propio compañero. Gran jugada por su parte.

Ya empezamos a ver zonas de las obras acabadas. El equipo que se ocupaba del pabellón de los vestuarios está ya en la operación limpieza final. También las escaleras del pabellón están prácticamente acabadas. Mañana tendremos jornada de «trabajo por objetivos», para darle un buen empujón.

Nos queda mucho por vivir en este novedoso campo de trabajo, pero queda claro que, siempre que sigamos cumpliendo con tanta rectitud el pacto de caballeros de las 12 de la noche, podremos seguir haciendo historia de Retamar.

Saludos desde Pushkin, seguimos en contacto.

MA

Crónica 6 del campo de trabajo: «Vamos cumpliendo objetivos»

Queridos compañeros de primero de Bachillerato que no habéis venido:
el campo de trabajo está siendo hasta el día de hoy mejor de lo cualquiera hubiéramos esperado.

Ya han pasado seis días desde que los más de 80 alumnos y profesores fueron recibidos de forma tan excepcional por los organizadores. Desde entonces muchas cosas han cambiado y otras siguen igual.

Sigue igual el nivel de la comida elaborada por nuestros cocineros Guillermo Canosa, Pepe Stein y Rodrigo Sangrador, los cuales, después de unos magistrales cachopos para cenar, envidiados en cualquier restaurante asturiano de primera clase, merecen recibir más de una estrella Michelin. El propio director del Colegio, en su visita a la Rusiahonda, ha podido disfrutar de la excelente cocina que gastamos en estos pagos.

Después de la cena, don Jaime pudo hablar un rato con todos. Nos recordó que ya somos los alumnos mayores de Retamar, con todo lo que ese título lleva consigo.

Sin embargo, estamos pudiendo apreciar muchos cambios en la actitud de los trabajadores. Cambios de madurez. Basta con mencionar la admirable decisión de Pablo Mallaina y Juan Marin de dormir más de descansar al máximo para descubrir que esta es una experiencia que llevaremos siempre con nosotros. Se agradece.

Sorprende también, en este caso de forma negativa, la puesta de escena del coro oficial de Majadahonda. Una mala organización por parte de los cantantes ha resultado en un auténtico motín. En el momento en el que Andrés Hernando decide hacer la segunda voz en solitario y cortar a mitad, ha resultado imposible evitar una lluvia de papeles y atriles, acompañados por las desafinadas notas de Alvaro Herrero Tejedor, el cual, con el fin de redimirse, ha tocado valiente la guitarra durante la tertulia con el director del Colegio. Muy bien intentando.

Para finalizar un día redondo, un día que Adrián Doval nunca olvidará, por haber logrado taponar varios tiros de Andrés “Big Shaq” Hernando e Ignacio “Black mamba” de Orue y declararse jugador revelación del campo de trabajo, debemos resaltar la más que apasionante partida de mus entre Luis Rioja/ Borja Nocito y Herrero/ Gonzalo Zurita. Como si de la mejor película de James Bond se tratara, y bajo la atenta mirada de decenas de alumnos, se respiraba un aire de tensión y frialdad en la sala cuando han comenzado a caer embites y órdagos del cielo. En ese momento Zurita ha tenido que sacar todo su arsenal, dejando claro En más de una ocasión que el mayor logro de su vida ha sido remontar un 6 a 36, y asustar a sus contrincantes con inesperadas referencias despectivas hacia la capacidad intelectual de su propio compañero. Gran jugada por su parte.

Ya empezamos a ver zonas de las obras acabadas. El equipo que se ocupaba del pabellón de los vestuarios está ya en la operación limpieza final. También las escaleras del pabellón están prácticamente acabadas. Mañana tendremos jornada de «trabajo por objetivos», para darle un buen empujón.

Nos queda mucho por vivir en este novedoso campo de trabajo, pero queda claro que, siempre que sigamos cumpliendo con tanta rectitud el pacto de caballeros de las 12 de la noche, podremos seguir haciendo historia de Retamar.

Saludos desde Pushkin, seguimos en contacto.

MA