Crónica 6 desde Rusia: “Un intenso día de trabajo en Pushkin; vuelve la lluvia; amistoso internacional de fútbol”

Acercándonos al final de la primera semana, los cielos de Rusia se han puesto en nuestra contra rompiendo a llover,  frenando el intenso ritmo de trabajo al que hemos cogido costumbre.

En horario puntual, nos despertamos a las 7:45 con muchas ganas, sin ninguna mala cara y dando gracias al simpático despertador (don Eduardo y Jesús Olmedilla). Cargamos las pilas e iniciamos la típica marcha matutina, una aparente travesía de recapacitación ya que escasean las palabras (mucho ‘zombie’ andante).

A pesar de la mala pinta que tenía el día, ahora mismo la satisfacción es máxima. Hemos cumplido con creces todos los objetivos de la semana: jardines arados y abonados, muros destruidos y vallas pintadas.

Pero esto no es todo, a pesar de estar divididos en grupos y habiendo cada uno cumplido su parte, solo se respira un aire de compromiso y confianza en el grupo. En cuanto los mineros han gritado auxilio por no dar abasto con las toneladas y toneladas de sacos que tenían que sacar, ni jardineros, ni pintores, ni albañiles han dudado en socorrer a los enterrados “destroyers”. Con una larga y eficaz cadena se ha solucionado el problema.

Ya finalizando, sería bueno comentar el amistoso disputado entre nativos y españoles donde destacó la simpatía y el juego limpio. Por si había alguna duda, dimos un recital de nuestra calidad tanto ofensiva  (destacando la agilidad de juego de Gonzalo Orueta y los goles de Javier García) como defensivamente (increíble seguridad proporcionada por Diego Ybarra, Santiago Poblet y Alvaro Valenti). A esto sumamos la gran experiencia de Luis Ríos, la gran visión de juego de Luis Ojeda y la compenetración de Pablo Huidobro y Pepe Sarralde.

Seguiremos en contacto.

Diego Ybarra

Sorry, the comment form is closed at this time.