Educación diferenciada

Desde el primer momento Retamar funciona con un modelo de educación diferenciada. Para entenderla, antes de un breve resumen de lo que significa, presentamos un número monográfico del boletín Retamatch, elaborado con el fin de resolver y explicar todas las dudas que puedan plantearse con este tipo de enseñanza.

Descargue aquí un boletín explicativo sobre la Educación diferenciada. Este vídeo del Canal de Aceprensa ayuda a entender el funcionamiento de la Educación diferenciada.

Qué es y qué no es la Educación Diferenciada
—Es una opción educativa más que enriquece la libertad de enseñanza y la pluralidad de opciones al alcance de las familias a la hora de escoger el tipo de educación que prefieren para sus hijos.
—Cuestiona el dogma de la educación mixta como única garantía de eficacia y de igualdad de oportunidades.
—Trata de modo integral la primera diversidad de la persona humana: la diversidad sexual, factor definidor de la persona humana que condiciona muchas de sus actuaciones, incluso el modo de aprendizaje.
—Atiende las especificidades de los dos sexos de una manera integral. Se adapta al ritmo de madurez de chicas y chicos, potencia las predisposiciones naturales de ambos sexos y fomenta habilidades nuevas en los chicos y las chicas.

NO es consecuencia de planteamientos ideológicos o religiosos. Una verdadera educación diferenciada responde a profundas convicciones pedagógicas sobre la eficacia y los beneficios que aporta el hecho de educar a niños y niñas por separado.
NO se concreta en un modelo escolar único. Se hallan escuelas totalmente diferenciadas por sexo, con profesorado de un solo sexo o mixto; también existe una educación diferenciada que se activa en momentos concretos del proceso educativo de una escuela mayoritariamente mixta. La educación diferenciada adopta, pues, un sinfín de modelos dependiendo de las necesidades educativas de un centro concreto.
NO es patrimonio de la escuela privada. Países avanzados de nuestro entorno –como Alemania o Estados Unidos–, con menos prejuicios en materia de educación y con un mayor afán en búsqueda de la eficacia, han introducido la educación diferenciada en sus sistemas públicos de enseñanza, aumentando así la capacidad de elección de las familias.
NO discrimina, puesto que consigue que tanto las niñas como los niños alcancen unos objetivos académicos y de formación personal que garanticen la plena igualdad de oportunidades. Sería discriminatoria si separase a chicos y a chicas con la finalidad de educarlos para unas determinadas funciones sociales.
NO perpetúa los estereotipos de género, mas todo lo contrario. En una escuela sólo de chicos, por ejemplo, los chicos tienen que realizar tareas que en un contexto mixto las llevarían a cabo –debido a condicionantes culturales y/o sociales– mayoritariamente las chicas: creación y lectura de poesías, participación en obras de teatro, etc. Así pues, más que reforzar los estereotipos de género, la educación diferenciada los desafía, los replantea, invitando a chicos y a chicas a afrontar retos que “tradicionalmente” serían abordados por el sexo contrario. Numerosos estudios demuestran que en un entorno diferenciado, las chicas optan en un mayor número por opciones académicas de futuro tradicionalmente consideradas “masculinas”, al poder escoger al margen de condicionamientos sociales. Hay que tener en cuenta que el entorno mixto tiene una mayor capacidad de replicar los valores de la sociedad, tanto los positivos como los negativos.

—Aporta claros beneficios a la tarea educativa, tales como un mayor rendimiento académico, un ambiente de trabajo más relajado y agradable entre los alumnos, la disminución de la violencia y el fracaso escolar, y una mayor autoestima del alumno.
—Merece recibir fondos públicos para su sostenimiento puesto que se trata de una opción educativa que funciona con demostrada eficacia. Lo confirman los múltiples estudios a los que ha estado sometida.
—Ha demostrado ser muy eficaz en la lucha por la igualdad de oportunidades en entornos marginales.
—Revindica la necesidad de que las políticas educativas se gestionen en búsqueda de la eficacia educativa y no como respuesta a planteamientos ideológicos a menudo tendenciosos.

NO es patrimonio de ninguna ideología política, habiendo sido impulsada en países de nuestro entorno por sectores de izquierdas y de derechas.

Educación diferenciada

Desde el primer momento Retamar funciona con un modelo de educación diferenciada. Para entenderla, antes de un breve resumen de lo que significa, presentamos un número monográfico del boletín Retamatch, elaborado con el fin de resolver y explicar todas las dudas que puedan plantearse con este tipo de enseñanza.

Descargue aquí un boletín explicativo sobre la Educación diferenciada. Este vídeo del Canal de Aceprensa ayuda a entender el funcionamiento de la Educación diferenciada.

Qué es y qué no es la Educación Diferenciada
—Es una opción educativa más que enriquece la libertad de enseñanza y la pluralidad de opciones al alcance de las familias a la hora de escoger el tipo de educación que prefieren para sus hijos.
—Cuestiona el dogma de la educación mixta como única garantía de eficacia y de igualdad de oportunidades.
—Trata de modo integral la primera diversidad de la persona humana: la diversidad sexual, factor definidor de la persona humana que condiciona muchas de sus actuaciones, incluso el modo de aprendizaje.
—Atiende las especificidades de los dos sexos de una manera integral. Se adapta al ritmo de madurez de chicas y chicos, potencia las predisposiciones naturales de ambos sexos y fomenta habilidades nuevas en los chicos y las chicas.

NO es consecuencia de planteamientos ideológicos o religiosos. Una verdadera educación diferenciada responde a profundas convicciones pedagógicas sobre la eficacia y los beneficios que aporta el hecho de educar a niños y niñas por separado.
NO se concreta en un modelo escolar único. Se hallan escuelas totalmente diferenciadas por sexo, con profesorado de un solo sexo o mixto; también existe una educación diferenciada que se activa en momentos concretos del proceso educativo de una escuela mayoritariamente mixta. La educación diferenciada adopta, pues, un sinfín de modelos dependiendo de las necesidades educativas de un centro concreto.
NO es patrimonio de la escuela privada. Países avanzados de nuestro entorno –como Alemania o Estados Unidos–, con menos prejuicios en materia de educación y con un mayor afán en búsqueda de la eficacia, han introducido la educación diferenciada en sus sistemas públicos de enseñanza, aumentando así la capacidad de elección de las familias.
NO discrimina, puesto que consigue que tanto las niñas como los niños alcancen unos objetivos académicos y de formación personal que garanticen la plena igualdad de oportunidades. Sería discriminatoria si separase a chicos y a chicas con la finalidad de educarlos para unas determinadas funciones sociales.
NO perpetúa los estereotipos de género, mas todo lo contrario. En una escuela sólo de chicos, por ejemplo, los chicos tienen que realizar tareas que en un contexto mixto las llevarían a cabo –debido a condicionantes culturales y/o sociales– mayoritariamente las chicas: creación y lectura de poesías, participación en obras de teatro, etc. Así pues, más que reforzar los estereotipos de género, la educación diferenciada los desafía, los replantea, invitando a chicos y a chicas a afrontar retos que “tradicionalmente” serían abordados por el sexo contrario. Numerosos estudios demuestran que en un entorno diferenciado, las chicas optan en un mayor número por opciones académicas de futuro tradicionalmente consideradas “masculinas”, al poder escoger al margen de condicionamientos sociales. Hay que tener en cuenta que el entorno mixto tiene una mayor capacidad de replicar los valores de la sociedad, tanto los positivos como los negativos.

—Aporta claros beneficios a la tarea educativa, tales como un mayor rendimiento académico, un ambiente de trabajo más relajado y agradable entre los alumnos, la disminución de la violencia y el fracaso escolar, y una mayor autoestima del alumno.
—Merece recibir fondos públicos para su sostenimiento puesto que se trata de una opción educativa que funciona con demostrada eficacia. Lo confirman los múltiples estudios a los que ha estado sometida.
—Ha demostrado ser muy eficaz en la lucha por la igualdad de oportunidades en entornos marginales.
—Revindica la necesidad de que las políticas educativas se gestionen en búsqueda de la eficacia educativa y no como respuesta a planteamientos ideológicos a menudo tendenciosos.

NO es patrimonio de ninguna ideología política, habiendo sido impulsada en países de nuestro entorno por sectores de izquierdas y de derechas.