Más noticias desde el Seminario de San Petersburgo

  • 18/07/2019

Martes 16, décimo segundo día en el seminario de San Petesburgo. El día de hoy ha sido intenso y productivo, hemos empezado con el horario habitual, pero con algunos cambios como que un grupo de 5 personas han asistido a una misa catolica del rito bizantino ruso. Nuestros trabajos reformando una residencia para peregrinos dentro de los locales donde el seminario avanzan notablemente. El trabajo de hoy era tirar paredes y recoger escombros pero contamos con la motivación de jugar un partido de fútbol a las 5. Pero para sorpresa de todos, ha venido Vladislav, el jefe de obra, a decirnos que teniamos que recoger 107 palés (contados por Javier Martin Borregón) y meterlos en un camión. En unos instantes Javier Benavides, antiguo alumno conocido como «el becario», ha conseguido que TODOS nos pongamos a recoger y que para asombro de Vladislav acabáramos en aproximadamente 15 minutos, al ritmo de «de ellos aprendí». Finalmente, ha dado tiempo a jugar un pequeño partido en compañia de dos rusos. Por último, me gustaría mencionar a nuestros dos equipos de cocineros que se esfuerzan con esmero y que dan muy buenos resultados, Fernando Lobo, Asis Gómez Samblas, Javier Gomeza Llano, Cristobal Valdés e Ignacio Masoliver. 
Manuel Gallud Cano

Más noticias desde el Seminario de San Petersburgo

Martes 16, décimo segundo día en el seminario de San Petesburgo. El día de hoy ha sido intenso y productivo, hemos empezado con el horario habitual, pero con algunos cambios como que un grupo de 5 personas han asistido a una misa catolica del rito bizantino ruso. Nuestros trabajos reformando una residencia para peregrinos dentro de los locales donde el seminario avanzan notablemente. El trabajo de hoy era tirar paredes y recoger escombros pero contamos con la motivación de jugar un partido de fútbol a las 5. Pero para sorpresa de todos, ha venido Vladislav, el jefe de obra, a decirnos que teniamos que recoger 107 palés (contados por Javier Martin Borregón) y meterlos en un camión. En unos instantes Javier Benavides, antiguo alumno conocido como «el becario», ha conseguido que TODOS nos pongamos a recoger y que para asombro de Vladislav acabáramos en aproximadamente 15 minutos, al ritmo de «de ellos aprendí». Finalmente, ha dado tiempo a jugar un pequeño partido en compañia de dos rusos. Por último, me gustaría mencionar a nuestros dos equipos de cocineros que se esfuerzan con esmero y que dan muy buenos resultados, Fernando Lobo, Asis Gómez Samblas, Javier Gomeza Llano, Cristobal Valdés e Ignacio Masoliver. 
Manuel Gallud Cano