También hay un grupo trabajando en las reformas del Seminario de San Petersburgo

  • 16/07/2019

Soy un antiguo alumno que vino hace dos años a Rusia. Guardo recuerdos muy buenos de cuando estuve trabajando aquí, en el seminario de San Petesburgo. Ahora tengo la ventaja de la perspectiva, ahora conozco cómo evoluciona un campo de trabajo. ¿Y qué es lo que me he encontrado?

Venía con nervios, ¿cómo sería el grupo de chavales con los que iba a trabajar, comer, hacer turismo y compartir veintidos días de verano? Puedo afirmar que el primer contacto ha sido bueno. Son chavales con los que es fácil tratar, gente con ganas de trabajar. Luis González Rey es el rey del taladro, Santi Rodríguez Puerta gestiona los gastos del campo de trabajo como si fuese tan simple como repartir caramelos, Manuel Gallud y Jaime De Gregorio son grandes coordinadores de trabajo. Podría hablar de más gente, sobre sus talentos y encargos, pero ya irán saliendo según vayamos publicando crónicas. San Petesburgo ha acogido en su seminario a 28 alumnos de 1º bachillerato; devolverá a 28 hombres de férrea voluntad y atlético cuerpo.

De momento el trabajo ha consistido en quitar una capa de estuco de las paredes de dos pisos de gran tamaño, recoger los escombros en sacos, y clasificar la basura generada (escombros por un lado, muebles por otro, y ventanas y metales por otro). También nos han dado la primera lección de funcionamiento ruso. Nos avisaron de que vendría un escultor para restaurar una figura de la Virgen. El escultor vendría a las 6 de la mañana y necesitaría dos ayudantes. Se ofrecieron Álvaro Cremades y Javier Gómez Llano, pero el artista no apareció. Seguimos esperando a que aparezca alguien dos días después. 

El trabajo es duro, y el cansancio permanece. ¿Serán capaces de estar a la altura? No lo dudo, lo serán.

JAVIER DE BENAVIDES (AA18)

También hay un grupo trabajando en las reformas del Seminario de San Petersburgo

Soy un antiguo alumno que vino hace dos años a Rusia. Guardo recuerdos muy buenos de cuando estuve trabajando aquí, en el seminario de San Petesburgo. Ahora tengo la ventaja de la perspectiva, ahora conozco cómo evoluciona un campo de trabajo. ¿Y qué es lo que me he encontrado?

Venía con nervios, ¿cómo sería el grupo de chavales con los que iba a trabajar, comer, hacer turismo y compartir veintidos días de verano? Puedo afirmar que el primer contacto ha sido bueno. Son chavales con los que es fácil tratar, gente con ganas de trabajar. Luis González Rey es el rey del taladro, Santi Rodríguez Puerta gestiona los gastos del campo de trabajo como si fuese tan simple como repartir caramelos, Manuel Gallud y Jaime De Gregorio son grandes coordinadores de trabajo. Podría hablar de más gente, sobre sus talentos y encargos, pero ya irán saliendo según vayamos publicando crónicas. San Petesburgo ha acogido en su seminario a 28 alumnos de 1º bachillerato; devolverá a 28 hombres de férrea voluntad y atlético cuerpo.

De momento el trabajo ha consistido en quitar una capa de estuco de las paredes de dos pisos de gran tamaño, recoger los escombros en sacos, y clasificar la basura generada (escombros por un lado, muebles por otro, y ventanas y metales por otro). También nos han dado la primera lección de funcionamiento ruso. Nos avisaron de que vendría un escultor para restaurar una figura de la Virgen. El escultor vendría a las 6 de la mañana y necesitaría dos ayudantes. Se ofrecieron Álvaro Cremades y Javier Gómez Llano, pero el artista no apareció. Seguimos esperando a que aparezca alguien dos días después. 

El trabajo es duro, y el cansancio permanece. ¿Serán capaces de estar a la altura? No lo dudo, lo serán.

JAVIER DE BENAVIDES (AA18)