Doce años de unidad: también los alumnos asistieron a la última reunión de padres

  • 07/02/2018

En la vida hay muchas carreras. Hay carreras cortas, en las que hace falta mucha intensidad para lograr llegar a la meta y hay carreras largas que exigen dosificación, paciencia y confianza. Ayer empezamos a poner punto y seguido a la carrera que llevan corriendo los alumnos de 2º Bachillerato y sus familias. ¿Una carrera larga? ¡Una carrera de doce años! Doce años en los que ha habido de todo: éxitos, fracasos, alegrías, tristezas… Pero doce años que han compartido un denominador común: la profunda unidad que siempre ha existido entre Retamar y sus familias. Y ayer, por primera vez, pudimos asistir a un ejemplo palpable de esa unidad: los alumnos de 2º de Bachillerato fueron convocados, junto con sus padres a su última reunión de padres. Y allí, todos juntos, se dieron cuenta de que el mensaje que se transmite a padres y alumnos es el mismo. Este es el pilar fundamental de Retamar.

Doce años de unidad: también los alumnos asistieron a la última reunión de padres

En la vida hay muchas carreras. Hay carreras cortas, en las que hace falta mucha intensidad para lograr llegar a la meta y hay carreras largas que exigen dosificación, paciencia y confianza. Ayer empezamos a poner punto y seguido a la carrera que llevan corriendo los alumnos de 2º Bachillerato y sus familias. ¿Una carrera larga? ¡Una carrera de doce años! Doce años en los que ha habido de todo: éxitos, fracasos, alegrías, tristezas… Pero doce años que han compartido un denominador común: la profunda unidad que siempre ha existido entre Retamar y sus familias. Y ayer, por primera vez, pudimos asistir a un ejemplo palpable de esa unidad: los alumnos de 2º de Bachillerato fueron convocados, junto con sus padres a su última reunión de padres. Y allí, todos juntos, se dieron cuenta de que el mensaje que se transmite a padres y alumnos es el mismo. Este es el pilar fundamental de Retamar.