Comenzaron las reuniones trimestrales de padres online

  • 02/11/2020

Estaba expectante por cómo se desarrollaría la reunión de padres on-line. El manejo del tiempo y la tecnología, al mismo tiempo, me daba un poco de vértigo.

A las 18:45 abrí mi sesión… nadie al otro lado… ¿me habré conectado bien? Justo cuando ya comenzaba a preocuparme de verdad se conectó la primera familia. Tranquilidad. Fue admitirla y entablar una charla como lo hubiéramos hecho en el Colegio, con total normalidad. Tras la primera fueron llegando las siguientes y las reuniones se desarrollaron en un gran ambiente de colaboración y comprensión mutua.

No faltaron casos curiosos de padres  que aprovecharon también para poder seguir la reunión desde el trabajo, en el coche, o incluso ¡esperando al dentista! Lo cual minimizaba el formalismo de las entrevistas y ayudaba a generar un mejor ambiente de entendimiento. Y es que con el COVID no todo es malo. Nos ha obligado a reinventar prácticamente todo en el sector de la educación y descubrir que también se puede estar cerca simplemente dándole clic a “admitir”.

Por tanto, sólo tengo palabras de agradecimiento para aquellas familias con las que tuve oportunidad de entrevistarme.

Un profesor de 3º de ESO

Comenzaron las reuniones trimestrales de padres online

Estaba expectante por cómo se desarrollaría la reunión de padres on-line. El manejo del tiempo y la tecnología, al mismo tiempo, me daba un poco de vértigo.

A las 18:45 abrí mi sesión… nadie al otro lado… ¿me habré conectado bien? Justo cuando ya comenzaba a preocuparme de verdad se conectó la primera familia. Tranquilidad. Fue admitirla y entablar una charla como lo hubiéramos hecho en el Colegio, con total normalidad. Tras la primera fueron llegando las siguientes y las reuniones se desarrollaron en un gran ambiente de colaboración y comprensión mutua.

No faltaron casos curiosos de padres  que aprovecharon también para poder seguir la reunión desde el trabajo, en el coche, o incluso ¡esperando al dentista! Lo cual minimizaba el formalismo de las entrevistas y ayudaba a generar un mejor ambiente de entendimiento. Y es que con el COVID no todo es malo. Nos ha obligado a reinventar prácticamente todo en el sector de la educación y descubrir que también se puede estar cerca simplemente dándole clic a “admitir”.

Por tanto, sólo tengo palabras de agradecimiento para aquellas familias con las que tuve oportunidad de entrevistarme.

Un profesor de 3º de ESO