Spanish

Comenzaron las reuniones trimestrales de padres online

  • 02/11/2020

Estaba expectante por cómo se desarrollaría la reunión de padres on-line. El manejo del tiempo y la tecnología, al mismo tiempo, me daba un poco de vértigo.

A las 18:45 abrí mi sesión… nadie al otro lado… ¿me habré conectado bien? Justo cuando ya comenzaba a preocuparme de verdad se conectó la primera familia. Tranquilidad. Fue admitirla y entablar una charla como lo hubiéramos hecho en el Colegio, con total normalidad. Tras la primera fueron llegando las siguientes y las reuniones se desarrollaron en un gran ambiente de colaboración y comprensión mutua.

No faltaron casos curiosos de padres  que aprovecharon también para poder seguir la reunión desde el trabajo, en el coche, o incluso ¡esperando al dentista! Lo cual minimizaba el formalismo de las entrevistas y ayudaba a generar un mejor ambiente de entendimiento. Y es que con el COVID no todo es malo. Nos ha obligado a reinventar prácticamente todo en el sector de la educación y descubrir que también se puede estar cerca simplemente dándole clic a “admitir”.

Por tanto, sólo tengo palabras de agradecimiento para aquellas familias con las que tuve oportunidad de entrevistarme.

Un profesor de 3º de ESO

Comenzaron las reuniones trimestrales de padres online

  • 02/11/2020

Estaba expectante por cómo se desarrollaría la reunión de padres on-line. El manejo del tiempo y la tecnología, al mismo tiempo, me daba un poco de vértigo.

A las 18:45 abrí mi sesión… nadie al otro lado… ¿me habré conectado bien? Justo cuando ya comenzaba a preocuparme de verdad se conectó la primera familia. Tranquilidad. Fue admitirla y entablar una charla como lo hubiéramos hecho en el Colegio, con total normalidad. Tras la primera fueron llegando las siguientes y las reuniones se desarrollaron en un gran ambiente de colaboración y comprensión mutua.

No faltaron casos curiosos de padres  que aprovecharon también para poder seguir la reunión desde el trabajo, en el coche, o incluso ¡esperando al dentista! Lo cual minimizaba el formalismo de las entrevistas y ayudaba a generar un mejor ambiente de entendimiento. Y es que con el COVID no todo es malo. Nos ha obligado a reinventar prácticamente todo en el sector de la educación y descubrir que también se puede estar cerca simplemente dándole clic a “admitir”.

Por tanto, sólo tengo palabras de agradecimiento para aquellas familias con las que tuve oportunidad de entrevistarme.

Un profesor de 3º de ESO