Spanish
0011_barkly_retamar

Crónica 10 desde Barkly East: «Un día inolvidable… sobre todo para Lucas. Y el Bizum de las madres»

  • 18/07/2022

Segundo domingo en Barkly East. Tras una noche de celebración, despertamos a las 8, hora heroica, y descanso récord hasta hoy.

Qué mejor manera de empezar el día que con misa en el Township; una vez más los cánticos sudafricanos se cruzan con los nuestros, y con palmadas coincidimos. Esta vez, la misa ha sido presidida por “Father Kike”, y ocultando la chuleta bajo la manga, sorprende a Barkly con su perfecto Xhosa. Y no solo don Enrique, sino todos nos hemos subido al podio al grito de: No tengo miedo de la libertad…

De seguido, vuelta rápida al colegio y subida en las pick-ups a la granja de Bev (una de nuestras coordinadoras).  Puestos los ojos de todos en las barbacoas, nos llevamos la sorpresa de que en estas se preparaban sándwiches, y no lo que todos esperábamos. Tras una larga espera, nos dimos cuenta de que también se había preparado previamente carne y unos macarrones un tanto fríos (ya que se trataba de una ensalada).

Una vez terminada la comida, la mayoría de nosotros nos dirigimos a lo que parecía ser una subida sencilla de montaña.

Ya comenzada la excursión, a nuestros pasos lamentábamos lo que sería la bajada, sin saber lo que más tarde nos esperaba. Una vez en la cumbre, pasmados ante la belleza del paisaje y descansados tras la subida, nos dispusimos al descenso.

No eran suficientes las caídas cuando accidentalmente se desprendió una roca de tamaño y peso considerable, que vertiginosamente se precipitó al vacío con la fatal circunstancia de que Lucas Guijarro se hallaba exactamente en su camino. Qué mejor justificación de su salida indemne que el rosario que en su bolsillo le resguardaba.

Por último, llegados al hospedaje, nos esperaba don Juan Navalpotro con su cálida bienvenida.

Al final del día, como siempre hemos tenido adoración, pero esta vez contando con música en vivo… se vienen cositas.

Ángel Sánchez Samblás y Jaime Sainz Meseguer

PD. EL BIZUM DE LAS MADRES

Un buen grupo de las madres de los presentes se han puesto de acuerdo para enviar a través de varios bizum una no pequeña cantidad de dinero. Nos va a servir para abordar más proyectos: compra de mantas y alimentos para varias familias del Township; instalación de una cocina para que los niños del orfelinato -lo discapacitados, que están en otra ala- puedan tener comidas calientes (ahora solo la reciben muy de vez en cuando); compra de materiales para mejorar otra habitación del orfelinato; e incluso nos sobrará un poco de dinero para incrementar la beca que queremos dar a uno de estos niños para que pueda estudiar el curso próximo en Johannesburgo. ¡Gracias, madres!

0011_barkly_retamar

Crónica 10 desde Barkly East: «Un día inolvidable… sobre todo para Lucas. Y el Bizum de las madres»

  • 18/07/2022

Segundo domingo en Barkly East. Tras una noche de celebración, despertamos a las 8, hora heroica, y descanso récord hasta hoy.

Qué mejor manera de empezar el día que con misa en el Township; una vez más los cánticos sudafricanos se cruzan con los nuestros, y con palmadas coincidimos. Esta vez, la misa ha sido presidida por “Father Kike”, y ocultando la chuleta bajo la manga, sorprende a Barkly con su perfecto Xhosa. Y no solo don Enrique, sino todos nos hemos subido al podio al grito de: No tengo miedo de la libertad…

De seguido, vuelta rápida al colegio y subida en las pick-ups a la granja de Bev (una de nuestras coordinadoras).  Puestos los ojos de todos en las barbacoas, nos llevamos la sorpresa de que en estas se preparaban sándwiches, y no lo que todos esperábamos. Tras una larga espera, nos dimos cuenta de que también se había preparado previamente carne y unos macarrones un tanto fríos (ya que se trataba de una ensalada).

Una vez terminada la comida, la mayoría de nosotros nos dirigimos a lo que parecía ser una subida sencilla de montaña.

Ya comenzada la excursión, a nuestros pasos lamentábamos lo que sería la bajada, sin saber lo que más tarde nos esperaba. Una vez en la cumbre, pasmados ante la belleza del paisaje y descansados tras la subida, nos dispusimos al descenso.

No eran suficientes las caídas cuando accidentalmente se desprendió una roca de tamaño y peso considerable, que vertiginosamente se precipitó al vacío con la fatal circunstancia de que Lucas Guijarro se hallaba exactamente en su camino. Qué mejor justificación de su salida indemne que el rosario que en su bolsillo le resguardaba.

Por último, llegados al hospedaje, nos esperaba don Juan Navalpotro con su cálida bienvenida.

Al final del día, como siempre hemos tenido adoración, pero esta vez contando con música en vivo… se vienen cositas.

Ángel Sánchez Samblás y Jaime Sainz Meseguer

PD. EL BIZUM DE LAS MADRES

Un buen grupo de las madres de los presentes se han puesto de acuerdo para enviar a través de varios bizum una no pequeña cantidad de dinero. Nos va a servir para abordar más proyectos: compra de mantas y alimentos para varias familias del Township; instalación de una cocina para que los niños del orfelinato -lo discapacitados, que están en otra ala- puedan tener comidas calientes (ahora solo la reciben muy de vez en cuando); compra de materiales para mejorar otra habitación del orfelinato; e incluso nos sobrará un poco de dinero para incrementar la beca que queremos dar a uno de estos niños para que pueda estudiar el curso próximo en Johannesburgo. ¡Gracias, madres!