Crónica 1 desde Coristanco: hemos comenzado el campo de trabajo

  • 15/06/2021

Tras 7 horitas de autobús en las que lo único que se escuchaba eran los gritos e improperios de los desgraciados que jugaban al “stumble guys” a costa de la paz de D. Eduardo Díaz, hemos sido recibidos en la escuela agraria Fonteboa.

Rápidamente nos hemos dado cuenta de que nos encontramos en tierras galegas y no en Majadahonda: ¡qué frío! No estamos muy seguros de si Gonzalo Delecea tendrá el valor de llevar su ya legendaria camiseta de tirantes.

De la primera cena no nos podemos quejar, aunque es cierto que Pepe Stein puso alguna que otra pega; parece que está celoso por no llevar esta vez las riendas de la cocina…

Del partido de España sacamos dos claras conclusiones. La primera, nuestra selección tiene menos nivel que el Castilla C.F de Joe; la segunda, Pablo Mallaina se ha propuesto firmemente dar la nota, y como ha visto que con su horrendo corte de pelo no llamaba la atención lo suficiente, ha decidido apoyar a Suecia en vez de a España.

El primer día de trabajo ha comenzado con una charla de don Alberto, marca de la casa, en la que nos ha recordado la necesidad del espíritu de servicio, de nuestra disponibilidad, y de las visitas al sagrario. Por supuesto, la hora santa seguirá siendo ¡a las cuatro cuatro y media!

Este año el curro es más entretenido, pero también más exigente. Uno de los grupos ha comenzado recogiendo los restos del muro que van a reconstruir, otros cavan una zanja para la futura cuesta de minusválidos, y, cómo no, Marquitos sigue con su mono cambiando farolas. Cómo veis, hemos sustituido los rodillos por herramientas más sofisticadas. Resulta paradójico que Ignacio de Abajo haya estado un mes “pico y pala” y ahora, cuando de verdad toca, haya decidido dejar estos utensilios de lado.

Todavía no sabemos cómo llamarlo (Costa de Coruña, Coruña de Marfil), pero estad seguros de que este Campo de Trabajo va a ser inolvidable.

Nos queda mucho por delante, os mantendremos informados. #SeVienenCositas.

Juan Soldevilla y Mateo Alum.

Crónica 1 desde Coristanco: hemos comenzado el campo de trabajo

  • 15/06/2021

Tras 7 horitas de autobús en las que lo único que se escuchaba eran los gritos e improperios de los desgraciados que jugaban al “stumble guys” a costa de la paz de D. Eduardo Díaz, hemos sido recibidos en la escuela agraria Fonteboa.

Rápidamente nos hemos dado cuenta de que nos encontramos en tierras galegas y no en Majadahonda: ¡qué frío! No estamos muy seguros de si Gonzalo Delecea tendrá el valor de llevar su ya legendaria camiseta de tirantes.

De la primera cena no nos podemos quejar, aunque es cierto que Pepe Stein puso alguna que otra pega; parece que está celoso por no llevar esta vez las riendas de la cocina…

Del partido de España sacamos dos claras conclusiones. La primera, nuestra selección tiene menos nivel que el Castilla C.F de Joe; la segunda, Pablo Mallaina se ha propuesto firmemente dar la nota, y como ha visto que con su horrendo corte de pelo no llamaba la atención lo suficiente, ha decidido apoyar a Suecia en vez de a España.

El primer día de trabajo ha comenzado con una charla de don Alberto, marca de la casa, en la que nos ha recordado la necesidad del espíritu de servicio, de nuestra disponibilidad, y de las visitas al sagrario. Por supuesto, la hora santa seguirá siendo ¡a las cuatro cuatro y media!

Este año el curro es más entretenido, pero también más exigente. Uno de los grupos ha comenzado recogiendo los restos del muro que van a reconstruir, otros cavan una zanja para la futura cuesta de minusválidos, y, cómo no, Marquitos sigue con su mono cambiando farolas. Cómo veis, hemos sustituido los rodillos por herramientas más sofisticadas. Resulta paradójico que Ignacio de Abajo haya estado un mes “pico y pala” y ahora, cuando de verdad toca, haya decidido dejar estos utensilios de lado.

Todavía no sabemos cómo llamarlo (Costa de Coruña, Coruña de Marfil), pero estad seguros de que este Campo de Trabajo va a ser inolvidable.

Nos queda mucho por delante, os mantendremos informados. #SeVienenCositas.

Juan Soldevilla y Mateo Alum.