Spanish
0003_retamar_barkly

Crónica 3 desde Barkly East: «La mañana más gélida y la derrota futbolera en el Township»

  • 09/07/2022

A pesar de que el sol llevaba ya dos horas brillando en el cielo sudafricano, el despertar de hoy ha sido el más gélido hasta el momento, dividiendo el grupo entre los valientes capaces de enfrentarse a la adversidad de la ducha fría y los partidarios de adoptar unos hábitos de bajo consumo, apurando al máximo la prórroga antes de encarar el día.

Con un contundente english breakfast y una misa en la que el todo experimentado Huerta ha defraudado por segunda vez consecutiva al saltarse el “palabra de Dios” de la primera lectura para empezar con prisa el salmo.

Y sin más preámbulo nos pusimos a trabajar. Era trabajo duro: cavar tierra para hacer cemento, con el que construir una pared, que luego debe ser enyesada, lijada y pintada dos o tres veces.

En cada zona de trabajo se llevan a cabo tareas muy diferentes, pero todas tienen algo en común: el buen ambiente. Se forman núcleos de personas trabajando duro, del que salen música, ruido y risas. La ardua labor es puntuada por las bienvenidas hordas invasoras de pequeños niños, siempre con una sonrisa.

El grupo encargado de reparar casas locales en el “Township” se ha enfrentado al equipo local campeón invicto de Barkley East, muy semejante a once Camavingas, aplastando con su gran táctica física. La primera parte fue algo más disputada hasta que Valdés sufre baja siendo sustituido por N’Golo, pagándolo el equipo con un duro 7-2. En nuestra defensa he de decir que jugaban en casa. Y vaya si estaban habituados al campo… esta amarga derrota no quedará sin revancha.

Mientras escribo estas últimas palabras, se oye el tumulto de pisadas que acuden fielmente a la llamada de la cena. A esa no llega nadie tarde.

Se tiene previsto celebrar los 17 años que cumplen Juancho Solís y Gonzalo Ximénez ya que la situación no nos lo permitió en su momento. Para acabar el día, Barkley East recibirá una lección de pop español con mucha joda y buen rollo cayetano.

Borja Rodriguez Hermida

0003_retamar_barkly

Crónica 3 desde Barkly East: «La mañana más gélida y la derrota futbolera en el Township»

  • 09/07/2022

A pesar de que el sol llevaba ya dos horas brillando en el cielo sudafricano, el despertar de hoy ha sido el más gélido hasta el momento, dividiendo el grupo entre los valientes capaces de enfrentarse a la adversidad de la ducha fría y los partidarios de adoptar unos hábitos de bajo consumo, apurando al máximo la prórroga antes de encarar el día.

Con un contundente english breakfast y una misa en la que el todo experimentado Huerta ha defraudado por segunda vez consecutiva al saltarse el “palabra de Dios” de la primera lectura para empezar con prisa el salmo.

Y sin más preámbulo nos pusimos a trabajar. Era trabajo duro: cavar tierra para hacer cemento, con el que construir una pared, que luego debe ser enyesada, lijada y pintada dos o tres veces.

En cada zona de trabajo se llevan a cabo tareas muy diferentes, pero todas tienen algo en común: el buen ambiente. Se forman núcleos de personas trabajando duro, del que salen música, ruido y risas. La ardua labor es puntuada por las bienvenidas hordas invasoras de pequeños niños, siempre con una sonrisa.

El grupo encargado de reparar casas locales en el “Township” se ha enfrentado al equipo local campeón invicto de Barkley East, muy semejante a once Camavingas, aplastando con su gran táctica física. La primera parte fue algo más disputada hasta que Valdés sufre baja siendo sustituido por N’Golo, pagándolo el equipo con un duro 7-2. En nuestra defensa he de decir que jugaban en casa. Y vaya si estaban habituados al campo… esta amarga derrota no quedará sin revancha.

Mientras escribo estas últimas palabras, se oye el tumulto de pisadas que acuden fielmente a la llamada de la cena. A esa no llega nadie tarde.

Se tiene previsto celebrar los 17 años que cumplen Juancho Solís y Gonzalo Ximénez ya que la situación no nos lo permitió en su momento. Para acabar el día, Barkley East recibirá una lección de pop español con mucha joda y buen rollo cayetano.

Borja Rodriguez Hermida